Buscar este blog

jueves, 6 de octubre de 2016

ORACIONES SUBORDINADAS 2º BACHILLERATO


             

            

 Subordinadas sustantivas

             Ya sabes que las oraciones subordinadas se integran dentro de otra, principal, para la  que desempeña una función sintáctica. Dentro de estas, las subordinadas sustantivas   son aquellas que desempeñan la misma función que un elemento nominal, sustantivo,   pronombre o grupo nominal, y por tanto se pueden sustituir por uno de ellos. Ejemplo:

              Le preocupa que suba la gasolina.

              Le preocupa la subida de la gasolina.

Subordinadas sustantivas de sujeto

Son aquellas que desempeñan la función de sujeto del verbo principal.
Ejemplo:
Me alegra que nos acompañes.

Para comprobar que la oración subordinada sustantiva realiza esta función, podemos realizar estas pruebas:

 Estas oraciones se pueden sustituir por los pronombres neutros eso, esto y aquello. Ejemplo:
                                 Me alegra que nos acompañes.
                                 Me alegra eso.


 También pueden sustituirse por un grupo nominal con el que podamos hacer la prueba de la concordancia: sujeto y predicado conciertan en número y persona.

Ejemplo:

Me satisface mucho que haya aprobado.
Me satisface su aprobado / Me satisfacen sus aprobados.

Salvo las de infinitivo, van introducidas por el nexo que, que nunca van precedido de preposición. Ejemplo:
                                          No es normal que esté tan callado.


Ahora clasifica y analiza

De las siguientes oraciones, señala cuáles contienen una subordinada sustantiva de sujeto y analízalas:

Me sorprende mucho que tú dibujes tan bien.

El profesor explicó que ese fenómeno sólo ocurría cada 10000 años.

Cuando llegue a casa, te llamo sin falta.

Aunque me guardaron el sitio no pude ver nada.

Es necesario tomar una determinación con ese asunto.

Tengo que hacer un montón de cosas para mañana.

El texto que leímos en clase pertenecía a una obra póstuma.

Nos dolió que las cosas sucedieran así.

Analiza las siguientes oraciones que contienen una subordinada sustantiva de sujeto:

Me interesa que se aprecien los esfuerzos que ha hecho Pedro.

Que la información no sea objetiva es un problema muy grave.

Le sorprendió mucho que fuera el primero.

Es imposible que haya entradas a esta hora.

Conviene que sigáis los consejos del abogado.

Se le ocurrió que podían hacer un decorado mayor.


Oraciones subordinadas sustantivas de Complemento Directo



Ya sabes que la oración subordinada se integra dentro de otra, principal, para la que desempeña una función sintáctica y que, las subordinadas sustantivas son aquellas que desempeñan la misma función que un elemento nominal.

Las subordinadas sustantivas de complemento directo desempeñan esta función para el verbo de la principal y constituyen el grupo más numeroso de subordinadas sustantivas. Ejemplo:

                                          Ana me anunció que vendrías.

Para reconocerlas

Las subordinadas sustantivas de CD acompañan a verbos transitivos como decir, pensar, querer... Para reconocerlas debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

Se pueden sustituir por los pronombres demostrativos neutros esto, eso y aquello.
                                   Ejemplo:
Ana me anunció que vendrías.
Ana me anunció esto.


A diferencia de las subordinadas sustantivas de sujeto se pueden sustituir por el pronombre neutro lo. Ejemplo:

Ana me anunció que vendrías.
Ana me lo anunció.


Análisis sintáctico

Cuando no están en estilo directo, van introducidas por los siguientes nexos:

-La conjunción subordinante que. Ejemplo:

Quiero que me entendáis bien.
- En las interrogativas indirectas por la conjunción si o pronombres o adverbios interrogativos como qué, cuándo, dónde, cuánto...
Ejemplos:
Me preguntó qué me había comprado
No sé si habrán traído el paquete postal.
Dime cuánto te costó el vestido.

Con verbos de entendimiento y lengua la subordinada de CD puede aparecer en estilo directo (sin nexo) o indirecto, pero en cualquier caso se tratará de subordinadas sustantivas.
 Ejemplo:
Me dijo que volviera mañana / Me dijo: vuelve mañana.

Cuando la oración subordinada lleva el verbo en infinitivo, carece de nexo excepto cuando es una interrogativa indirecta. Ejemplo:

No he oído sonar el teléfono.


Distingue, en las oraciones siguientes, las subordinadas sustantivas que realizan la función de CD y analízalas:

El entrenador ordenó que se concentraran en el partido.
No me sorprende que la calle esté cortada.
El capataz les dijo que había que trabajar dos horas más.
Es conveniente que deje usted de fumar.
Estoy convencido de que nos facilitarán su dirección.
Dime si vendrás a la hora de la cena.
Tiene la preocupación de que no encuentre un buen trabajo.
Sabía cuándo partía el próximo tren.


Ahora analiza estas oraciones que contienen una subordinada sustantiva de CD:

No sabía cuándo le llamarían.
Me pidió que le acompañara al Ministerio de trabajo.
Quisiera leer su última novela publicada.
Asegura Luisa que le vio el martes pasado.
Mi abuela repetía a voces que nos habíamos portado mal.
Nos preguntaron si era la primera vez que veníamos.



Oraciones subordinadas sustantivas de complemento de régimen




Ya sabes que la oración subordinada se integra dentro de otra, principal, para la que desempeña una función sintáctica y que, las subordinadas sustantivas son aquellas que cumplen la misma función que un elemento nominal.

Las subordinadas sustantivas de complemento de régimen complementan al verbo de la principal que necesita este elemento para completar su significación. Siempre aparecen precedidas de una preposición exigida por el significado del verbo, que actúa como enlace entre el verbo y la subordinada. Ejemplo:

Se quejaba de que no habían sido justos con ella.

¿Cómo las reconocemos?

Pueden sustituirse por los pronombres demostrativos neutros esto, eso y aquello, precedidos de una preposición que sirva como enlace entre el verbo y la subordinada. Ejemplo:

Se quejaba de que no habían sido justos con ella.

Se quejaba de aquello.

Pueden aparecer introducidas por la conjunción subordinante que, precedida de preposición. Ejemplo:

Mi madre insistió en que nos quedáramos a comer con ellos.


También van introducidas por el nexo si o por los pronombres y adverbios
interrogativos qué, quién, dónde, cuándo... si se trata de interrogativas indirectas.
                                                        Ejemplo:
Preocúpate de si tendrás a tiempo el trabajo.

¿Te acuerdas de cuánto nos costó el hotel en Salamanca?

Pueden aparecer sin nexo cuando la oración subordinada tiene el verbo en infinitivo. Ejemplo:

Se alegraba mucho de haber solicitado el voto por correo.


Señala cuáles de estas oraciones contienen una subordinada sustantiva de complemento de régimen y analízalas:

Todos han coincidido en que yo era el más adecuado para el puesto.

Le di el recado al que vino primero.

Siempre he confiado en que nos ayudarías.

Han ordenado que se paralicen las obras.

He comprado un libro que me parece interesante.

El éxito de la misión depende en gran medida de ti.

Sueña con llegar a ser piloto de fórmula uno.

A mi perro, le encanta que le rasquen detrás de las orejas.

Ahora analiza las siguientes oraciones:

Estábamos hablando de cómo distribuir las tareas para la fiesta.

Su discurso influyó favorablemente en que se tomara una decisión.

Me acordé de que existía un camino mejor.

Estuvo dudando muchos días de si votar a unos o a otros.

Solo me habló de comprar un coche nuevo y más veloz.

Se arrepintió de haber tomado una decisión tan precipitada.


Oraciones subordinadas adjetivas


Las oraciones subordinadas adjetivas son aquellas que van introducidas por un relativo y desempeñan la función de modificar a un sustantivo que aparece en la principal, al que llamamos antecedente; por ello, se encuentran dentro de un grupo nominal complementando al sustantivo que realiza la función de núcleo. Estas subordinadas sirven para expresar cualidades o conceptos complejos que no se pueden enunciar con un solo adjetivo, aunque a veces, podamos sustituirlas por uno.

Ejemplo:

Le he regalado una cadena que es de oro.

Le he regalado una cadena dorada.

Según el modo en que complementan a su antecedente, las oraciones subordinadas adjetivas se clasifican en:

Adjetivas especificativas: complementan al sustantivo restringiendo su
significado. Ejemplo:

La pintura que esté seca se tirará.


Adjetivas explicativas: añaden una información que no delimita el significado de su antecedente; en la lengua escrita aparecen entre comas. Ejemplo:

La farmacia, que es la única del pueblo, está en la plaza.

Los relativos: pronombres, adverbios y determinantes

Encabezando las subordinadas adjetivas aparecerá un relativo, que a veces puede aparecer acompañado de una preposición.
Los relativos son:

Pronombres: que, quien/es, el cual, la cual, los cuales, las cuales. Por ejemplo:

Los amigos que te dije viven en esa casa.
El local en el cual nos citamos era bastante moderno.

Los pronombres relativos, además de actuar como nexos subordinantes que insertan la subordinada dentro de la principal, cumplen una función sintáctica dentro de su oración: la misma que desempeñaría el antecedente si hiciéramos la sustitución. Ejemplo: +

El libro que está en la mesa es de Alfonso.

Que está en la mesa/ El libro está en la mesa.

En este ejemplo, tanto que como el libro desempeñarían la función de sujeto de la subordinada.

Adverbios relativos: donde, como, cuando. En muchos casos estos adverbios pueden sustituirse por el pronombre que precedido de preposición.                  Ejemplo:

La casa donde vivía tenía dos plantas.

Los adverbios relativos desempeñan en la subordinada la función de complemento circunstancial. Ejemplo:


El barrio donde vivió su infancia estaba en el centro de la ciudad.
El adverbio relativo donde, sustituye a su antecedente, barrio y desempeña la función de CCL.

Un determinante relativo posesivo: cuyo/a, cuyos/as. Este determinativo no desempeña la función propia de un pronombre o un adverbio sino la de
actualizador de un sustantivo; por eso concuerda con el sustantivo al que
acompaña y realiza la misma función sintáctica que el grupo nominal al que pertenece. Ejemplo:

Esa chica cuyo padre es mecánico cambia mucho de coche.

Trabaja con subordinadas adjetivas

Señala en estas oraciones subordinadas adjetivas qué tipo de nexo las introduce, cuál es su antecedente en la principal y cuál la función sintáctica del pronombre, adverbio o determinativo relativo:

Me regalaron la cámara de fotos que deseaba.
Juan es un chico que tiene muchas manías.
El libro cuyas páginas están amarillas debe de ser muy antiguo.
El arma con la que se cometió el delito ha sido hallada esta mañana.
María tiene un ordenador que es portátil.
Dame el cuchillo que mejor corte el jamón.
El sitio donde nos conocimos será siempre especial para nosotros.
La fruta que estaba madura cayó del árbol.

Analiza las siguientes oraciones que contienen una subordinada de relativo:

El actor al que no se debe preguntar por su vida privada fue muy correcto.
Encontraron un paquete en el que se ocultaban las cartas.
El profesor que vino ayer nuevo es de Londres.
La casa a la cual ya se han mudado es más espaciosa.
La bata cuyo bajo está descosido es de Marta.
Las cosas que dijiste no estuvieron bien.


Oraciones subordinadas adverbiales circunstanciales

Desde el punto de vista sintáctico, las oraciones subordinadas circunstanciales son las que realizan en la oración principal la función de complemento circunstancial. Estas subordinadas se dividen en dos grupos:

Circunstanciales adverbiales: desempeñan las mismas funciones que los adverbios y se pueden sustituir por ellos. Señalan tres circunstancias principales: tiempo, lugar y modo. Ejemplos:

Vive donde acaba el pueblo.
Cuando acabe mis estudios, buscaré trabajo.
La votación transcurrió como mandaban las normas.


Circunstanciales no adverbiales: no equivalen a adverbios, ni se pueden sustituir por ellos. Establecen una relación lógica con lo expresado en la principal y manifiestan circunstancias diversas: la causa, la consecuencia, la finalidad, la comparación, la dificultad o la condición necesarias para que se realice la acción que indica el verbo de la principal. Ejemplos:

Si te callas, podré oír lo que dicen.

Inserta una moneda para que se enciendan las luces.

Aguanto sus desplantes porque soy demasiado paciente.


Las oraciones subordinadas circunstanciales adverbiales

Estas oraciones desempeñan las mismas funciones que los adverbios por los que pueden sustituirse. Según la circunstancia que expresan pueden ser:

De lugar: desempeñan la función de complemento circunstancial de lugar. Van introducidas por el adverbio donde precedido o no de preposición. Ejemplo:
                 Me dirigí a donde me indicaron.

De tiempo: equivalen a un complemento circunstancial de tiempo. Los principales nexos que las introducen son los adverbios cuando y mientras y las locuciones adverbiales temporales en cuanto, tan pronto como, una vez que, antes de que, después de que... Además, pueden aparecer sin nexo cuando el verbo de la subordinada es una forma no personal, en construcciones con al e infinitivo o con un gerundio. Ejemplos:

Cuando deje de llover saldremos a la calle.

Pon la mesa mientras acabo la comida.

Tan pronto como llegues, me llamas.

Al salir de casa, me encontré con Pablo.

De modo: Son las que desempeñan en la oración principal la función de
complemento circunstancial de modo. Van introducidas por como o como si y según o según que; además pueden aparecer sin nexo cuando el verbo de la subordinada es un gerundio. Ejemplos:

Aquella noche dormimos como pudimos.

Elabora el pastel según dice la receta.

Cantando tan mal, no llegará muy lejos.

Ahora tú

Transforma las siguientes oraciones simples cambiando los complementos
circunstanciales por una subordinada circunstancial adverbial que mantenga su sentido:

El acantilado acaba en un desfiladero escarpado.
La jornada de reflexión transcurrió con normalidad.
Al amanecer, continuaba el mal tiempo.
Desde entonces estoy más tranquilo.
Corrió con todas sus fuerzas.
Continúa el camino bajo los sauces.



Analiza las siguientes oraciones que contienen una subordinada circunstancial adverbial:

Te avisaré cuando sepa algo de Ana.
Pinté el baúl como me explicó Carmen.
Condujimos por donde nos indicaron.
Nevando de ese modo no podremos continuar.
Eso lo sé desde que era pequeño.
Rellenamos el impreso según decían las instrucciones.
Se comporta como si alguien lo estuviera vigilando.
Al cerrar la puerta, sonó el teléfono.