Buscar este blog

viernes, 3 de octubre de 2014

LA ESPADA Y LA ROSA. 3º ESO.

ANTONIO MARTÍNEZ MENCHÉN

LA ESPADA Y LA ROSA

ACTIVIDADES

Actividad 1

CÓMO ESTÁ ESTRUCTURADO EL TEXTO
Estamos ante un relato cuyo autor ha organizado los hechos alterando el orden cronológico en
que se suceden e intercalando otras historias y leyendas medievales narradas por los propios
personajes y que guardan relación con el argumento. Son pequeñas historias dentro de una
historia que mantienen la intriga y el suspense del lector y le aportan las claves para
entender mejor el argumento.  Haz una lista citando los hechos según su orden cronológico      y otra según aparecen dispuestos en el texto.

Actividad 2

LOS PERSONAJES
Ya sabes que el joven protagonista y el narrador son una misma persona que
cuenta los hechos desde su particular y subjetivo punto de vista. En la novela, los lectores
conocen al protagonista por lo que dice de sí mismo, por lo que piensa y también reconocen a
los demás personajes a los que el narrador va presentando.
Por ejemplo:
«Al pensar que muy pronto Gilberto saldrá a esos caminos de Dios, mientras que yo continuaré
aquí, en esta soledad (...) Yo nada contesto. Me limito a sonreír, pero muy triste debe de ser mi
sonrisa ya que el caballero acaricia mi cabeza como si intentara consolarme» (pág. 29).
O también:
«Gilberto sale de vez en vez y da un breve paseo por el antiguo huerto o por el viejo claustro en
ruinas. Su extrema delgadez parece alargar aún más su elevada estatura. Tan alto, flaco y pálido,
paseando al poniente entre las rotas arcadas del claustro, él mismo semeja un espectro» (pág. 18).
Localiza los fragmentos donde se describe a los personajes identifica los rasgos físicos y psicológicos más relevantes de cada uno.

Actividad 3

LA MANERA DE NARRAR
La novela está contada en primera persona por su protagonista y testigo de los hechos y en
tercera persona a través de un narrador omnisciente de leyendas tan significativas como la de
El Caballero del Cisne.
Localiza en el texto ejemplos en los que el joven Moisés o elperegrino Gilberto realizan   comentarios sobre los acontecimientos o sobre los personajes que va conociendo y que distingue el punto de vista del narrador en cada ejemplo.

      Actividad 4

EL AMBIENTE DE LA NOVELA
Por numerosos detalles de esta novela, podemos determinar que el autor ha reflejado aspectos
de la época medieval. Aunque no se da ninguna fecha concreta, sí que hay alusiones que nos
permiten encuadrar la historia en la Baja Edad Media, fundamentalmente la ideología de la   época y su profunda religiosidad puesta de manifiesto en la organización de las Cruzadas, la
peregrinación a Compostela para orar ante el señor Santiago, la inclusión en el argumento del
poemas caballerescos y religiosos, fábulas, leyendas... la presencia de juglares con su caravana
ambulante, la dura vida de las clases más desprotegidas, la aparición de ciertas enfermedades
como la lepra que obligaba a aislar al que la sufría, la abundancia de tullidos, ciegos... que se
dirigen a Compostela en busca de la salud, y de la solución a sus problemas.
Señala en el texto aspectos que de manera evidente retraten la vida y el ambiente de la Baja Edad Media. ¿Crees que en algún momento de la novela, el autor se muestra crítico con ese ambiente?

     Actividad 5

LA LEYENDA DEL CABALLERO DEL CISNE

Vuelve a leer las dos versiones de la leyenda del Caballero del Cisne (págs. 23, 24, 25, 26, 27 y 28) y que resume su contenido. Observa las preguntas retóricas que se formula el protagonista al terminar el capítulo y que tienen que ver con la curiosidad del chico por conocer sus orígenes y anticipar su posible destino.

    Actividad 6

LA ESPADA Y LA ROSA: SE INTERRUMPE LA PEREGRINACIÓN A COMPOSTELA

Lectura del capítulo 6 del libro. En primer lugar identifica el lugar y el tiempo donde suceden los hechos de dicho capítulo. Es importante detenerse en los diálogos de las páginas 69 y 70 y subraya el descubrimiento de la mancha que Moisés tiene bajo una axila: una espada que se cruza con una flor.

    Actividad 7

HABLAR DE LA NOVELA
¿Qué opinión  te merece esta forma de narrar en la que el autor no se ha ceñido a una sola narración sino que nos ha presentado varias
¿Qué interés pueden tener para los jóvenes los cuentos y leyendas de la época medieval?¿ Son simplemente historias mágicas, llenas de ingenuidad para evadirse o
permiten otro tipo de lectura, por ejemplo, conocer cómo vivieron nuestros antepasados...?

  Actividad 8
CON OTRO LENGUAJE
Fotocopias páginas 14,15,16

ACTIVIDADES PARA LAS ÁREAS TRANSVERSALES

    Actividad 1
EL HOMBRE DE LA EDAD MEDIA, EL HOMBRE ACTUAL
En el relato se ponen de manifiesto gestos nobles, actitudes heroicas, lealtad y amor sin límite, el sentido de lo trascendente, la importancia del honor... ¿las palabras, lealtad, amor, honor, justicia siguen teniendo vigencia en nuestros días o son palabras huecas del pasado, propias de los cuentos medievales...? Elaborad entre todos un retrato del hombre medieval con los rasgos que lo identifican básicamente: En qué cree el hombre de la Edad Media, qué causas lo mueven a actuar, qué teme, qué sentido religioso posee, cuáles son sus mitos, en qué emplea su tiempo, cuál es su sentido de la justicia etc... Comparad el hombre medieval con el hombre de nuestros días y buscad las similitudes y las diferencias entre ambos. ¿Te hubiera gustado vivir en la Edad Media o si prefieres la actual? Justificar tu respuesta.
Lee antes  este fragmento:
«Ciertamente no hago honor a la sangre de mi abuelo, el bravo cruzado. Odio la
violencia y, en lo posible, procuro evitarla. Ni siquiera disfruto en las justas y torneos y
estoy muy lejos de ser un espejo de lo que se entiende por caballero. Si alguna vez
empuñé la espada fue para defenderme de vecinos ambiciosos, y en estos pocos casos
nadie ha podido tildarme de falta de valor. Pero yo nunca emprendí ninguna hostilidad.
Empleo mis fuerzas en gobernar mis estados con justicia, procurando socorrer a los
necesitados conforme enseña Jesucristo, nuestro Señor. A esto, a mi familia y a la
reconstrucción del monasterio es a lo que dedico mi vida». (págs. 117 y 118).